Moscú es la capital de Rusia y una de las ciudades más ricas del mundo. Aquí podrá encontrar restaurantes y hoteles muy sofisticados, vida nocturna más intensa, museos con ricas colecciones de arte, antiguas  Iglesias Ortodoxas acogedoras y Catedrales majestuosas. 


Es una ciudad rusa muy antigua, se fundó en el siglo XII. Las callejuelas estrechas y amaneradas de Moscú siguen conservando el espíritu y las tradiciones del género de vida de la vieja Rusia.

A diferencia de San Petersburgo, que se construyó como la ciudad europea, y donde durante varios siglos se encontraba la corte de los zares  Romanov y la capital del país, Moscú tenía un estilo de vida mucho más lento, tranquilo y tradicional, que se refleja en su arquitectura. 

Durante el poder soviético volvieron a transferir la capital a Moscú, esta situación se cambió de manera brusca y ahora es Moscú el centro financiero y gubernamental  de Rusia, aunque San Petersburgo sigue ocupando el lugar honorario de la “capital cultural de Rusia”.

La ciudad de Moscú está atravesada por el río homónimo, cuyo panorama es fascinante. Le recomendamos combinar los viajes a Moscú y a San Petersburgo, dos capitales de Rusia. 


Entre los atractivos turísticos de Moscú están :

  • Kremlin

  • La Catedral Vasiliya Blazhennogo

  • Museo Tretyakov

  • El teatro Bolshoy

  • El metro de Moscú

  • Museo panorama de Borodino 

  • La abadía Troize –Serguieva

  • Monasterio Novodevichy 

  • Fincas históricas