Un chófer le estará esperando en el hall de llegadas con un cartel a su nombre. Es la opción más cómoda y segura para evitar problemas de idioma, encontrar el hotel, engaños y sobreprecios. Igualmente su guía puede venir a buscarlos, si así lo desean.